viernes, 20 de mayo de 2016

Conoce la fórmula de Gestión del Conocimiento: GC= [(IMxA)/(VGxA)]A

Personalmente me gusta definir la Gestión del Conocimiento como la capacidad que debe tener todo ser humano para adaptarse a un medio concreto gracias a un conocimiento adquirido, entendiendo conocimiento como aquel paquete de información vivencial o teórico aprehendido. Un concepto de gran relevancia en los tiempos que vivimos justamente por la volatilidad ya no solo de los puestos de trabajo, sino incluso de las propias profesiones que están en continua revisión dentro de un mundo altamente cambiante.

Pero cuando hablamos de Gestión del Conocimiento, ¿sabemos cuáles son los factores claves que lo componen?. Veamos, de manera sencilla, práctica y sintética, su nomenclatura:

GC= [(IMxA)/(VGxA)]A

La Gestión del Conocimiento (GC) es igual a la suma de los productos de la Información Múltiple (IM) y el Aprendizaje (A), dividido por la suma de los productos de la Visión Global (VG) y el Análisis (A), elevado al factor de la Adaptabilidad (A).

1.-Información Múltiple (IM)

Todos sabemos que no hay conocimiento sin información, pues el conocimiento es la acción de conocer algo mediante una información que se nos facilita de manera ya sea accidental o prefijada. Una información que en un mundo poliédricamente complejo por ser global, interelacionado e interactivo a tiempo real (gracias a las nuevas tecnologías), es idiosincráticamente múltiple. Así pues, cuando hablamos de Gestión de Conocimiento no podemos referirnos a una sola clase de información, aislada y unilateral, sino más bien a un flujo de información vivo, en continuo cambio y transformación, y de naturaleza multilateral. Lo contrario no solo conlleva a un empobrecimiento de nuestra capacidad de conocer, sino incluso a un empobrecimiento mental y profesional a nivel personal.

(En este punto recomiendo la lectura sobre inteligencia colectiva del artículo "La inteligencia colectiva crea millones de combinaciones de mejores realidades posibles" de mi obra abierta "Vademécum del Ser Humano")

2.-Aprendizaje (A)

Pero la información, sin la voluntad humana por aprender, no es conocimiento, tan solo información. Por lo que en materia de Gestión del Conocimiento, la aprehensión e integración de la información (acción que denominamos Aprendizaje), requiere de unas actitudes y capacidades activas claves por parte del que quiere aprender:

I.-Actitud de la Flexibilidad, en este caso mental o intelectual para poder estar abiertos a nuevos paradigmas, auque ello nos aboque a romper los viejos esquemas prefijados.

II.-Actitud de la Versatilidad, que derivado de la Flexibilidad de una mente abierta, nos permite estar receptivos a distintas posibilidades de nuevas agrupaciones de conceptos e ideas.

y, III.-Capacidad de Gestión del Fracaso, pues no hay aprendizaje sin experiencia, ni ésta sin fracasos, ya que el fracaso no es más que una experiencia de aprendizaje que nos conduce, progresivamente y al ritmo que necesitamos como alumnos de la vida, al éxito particular que buscamos. (En este punto, nos redireccionaremos al artículo  "Conoce la fórmula de Gestión del Fracaso GF=[(A2.R)/T]s" dentro de la serie de formulaciones de "Las Fórmulas de la Vida")

3.-Visión Global (VG) y Análisis (A)

No obstante, tanto el acceso a una Información Múltiple como la actitud de la Versatilidad propia del Aprendizaje, requieren de una Visión Global por nuestra parte que nos permita observar el conjunto. Por lo que disponer de una Visión Global nos obliga a trascender los límites de nuestros muros de conocimiento cotidianos, salir de nuestra zona de confort intelectual, explorar nuevos horizontes de experiencias llenas de datos informativos, como quien se sube a lo alto de una montaña para disfrutar de la vasta extensión de un paisaje, con el objetivo de obtener una radiografía o escaner lo más amplio posible del estado de la situación. Sólo así podremos hacer un Análisis de las relaciones naturales y artificiales entre los diversos elementos que componen dicho paisaje (personal, social o económico) y, en consecuencia, extraer el diagnóstico de aquellas posibles soluciones que mejor se adapten al objetivo que buscamos en nuestra aventura particular de Gestión del Conocimiento.  

Pero asimismo, resulta relevante apuntar que tanto la radiografía derivada de una Visión Global, como la capacidad de diagnóstico posterior derivado del Análisis de dicha Visión Global, necesitan por nuestra  parte no solo de un espíritu activo y tenaz de búsqueda, sino también de una buena dosis de paciencia y generosidad con nosotros mismos de quien se sabe que está realizando un viaje y que recorrerlo lleva su tiempo y dedicación. Pues toda extracción u objetivación de nuestra realidad conocida es todo un viaje a la aventura sin cartografía.

4.-Adaptabilidad (A)

Y, ¿por qué de la gestión del conocimiento? Porque, aunque sea de manera inconsciente por el instinto básico de supervivencia como especie y como individuos que nos empuja impulsivamente en cada nuevo aliento, el fin último que buscamos no es otro que adaptarnos lo mejor posible al medio (en este caso, y en los tiempos que corren, a un medio vertiginosamente cambiante). Es por ello que nada sirve el conocimiento alcanzado si no sabemos aplicarlo en nuestras vidas diarias, una capacidad práctica a la que llamamos gestión del mismo. Y el factor clave para gestionar el conocimiento no es otro que la Adaptabilidad, pero no del entorno respecto a nosotros mismos, sino de nosotros respecto al entorno.

La capacidad de adaptación del ser humano en un entorno en continuo cambio y transformación tan solo representa un 20 por ciento de aptitud -conocimiento adquirido-, frente a un 80 por ciento de actitud -inteligencia emocional-. Por lo que la ancestral naturaleza del factor de la Adaptabilidad está compuesto, a su vez, por cuatro subfactores esenciales:





todos ellos ya formulados en la serie "Las Fórmulas de la Vida". 

Para aquellos buscadores, inquietos, supervivientes o aventureros que anhelen adaptarse a los nuevos entornos en pos de alcanzar una vida más llena y feliz,  he aquí la nomenclatura del motor del cambio en un mundo humano que se mueve, en gran medida, gracias al conocimiento. Fiat Lux!